Loading...

Importante escultura de Oteiza sale a subasta

Esta semana destacamos una importantísima escultura de JORGE OTEIZA, que saldrá próximamente a la venta en Subastas Gran Vía de Bilbao, y que ya está generando gran expectación entre los posibles compradores e inversores nacionales e internacionales dentro del mundo del arte...

Esta obra, catalogada en el catálogo razonado "Volumen II - Obra abstracta", proviene de una colección particular ubicada en Navarra. La escultura fue donada por el artista Jorge Oteiza a Oniez en 2001, como puede comprobarse en la documentación que se adjunta a la obra. Aparece titulada como "Articulación de cuatro espacios vacios" y fechada el día 1 de octubre de 2001. Está realizada a partir de la maqueta número 890, de la cual se han realizado 3 ejemplares.

Esta hermosa pieza escultórica forma parte de un conjunto de obras que el propio Oteiza ha decidido recientemente realizar a partir de sus maquetas del "Laboratorio de Tizas", elaboradas en torno a los años 1956 - 1959, periodo de intensa actividad del artista. En estas mismas fechas Oteiza prepara y gana la IV Bienal de Sao Paulo y elabora las conclusiones de toda su vida como artista, lo que le llevará a abandonar la práctica activa de la escultura. En su momento no adquirieron las dimensiones adecuadas así que decidió realizarla con el objeto de completar las series que se exhiben en la Fundación Museo Jorge Oteiza.

La obra aparece firmada con "TZA" y está realizada en hierro con base de mármol. Presenta unas medidas totales de 59 x 31 x 23 cm, y saldrá a subasta por 110.000 €

JORGE OTEIZA EMBIL (Orio, 1908- San Sebastián, 2003), es uno de los artistas vascos fundamentales del arte español del siglo XX, así como uno de los más influyentes. Desde los años cincuenta se puede apreciar su gran influencia a nivel plástico, conceptual o teórico, en disciplinas como la escultura, la pintura, la arquitectura, la poesía, la estética, el cine, la antropología,  la educación o la política.

La trayectoria artística y personal de Oteiza estuvo siempre envuelta en un halo mítico debido a su carácter visionario y turbulento, y sobre todo por el hecho de que, en 1959, Oteiza anunciara inopinadamente su abandono de la escultura; una noticia aún más asombrosa si consideramos que en esos momentos se encontraba en el cenit de su carrera artística, con la reciente concesión del Primer Premio de Escultura de la Bienal de Sao Paulo en 1957, con exposiciones en diferentes galerías de América y contratos de representación en Alemania y otros lugares. No obstante, si nos atenemos a la particular idiosincrasia del personaje, así como a su elaborada teoría estética, quizás esta decisión no resulte tan chocante. Oteiza, desde sus primeros momentos, había declarado que quería convertirse en el escultor que no era y, consecuentemente, toda su trayectoria no es sino una renuncia a sí mismo y una apelación a quien quiere ser, una puesta en crisis y reconstrucción permanente de la subjetividad propia, basada en la idea de que el objetivo final del arte no es la obra, la pintura o la escultura, sino, más bien, la elaboración del propio artista como una persona educada desde el arte y dispuesta para actuar directamente en la sociedad.

De formación autodidacta, Oteiza comenzó realizando esculturas dentro de la órbita del expresionismo o del primitivismo que iniciado por Gaugin, Picasso o Derain, se desarrolla a través de Brancusi, Epstein y otros. Tras una larga estancia en Sudamérica, el escultor va desarrollando teórica y prácticamente los fundamentos de su estética, y el escultor “natural” que llevaba dentro, va dando los pasos necesarios para convertirse en el artista que de algún modo está en control de sus mecanismos y herramientas. Esta aventura intelectual quedará plasmada en textos como la Carta a los Artistas de América (1944) o La interpretación estética de la estatuaria megalítica americana (1952).

Fallecido en la ciudad de San Sebastián en 2003, sus obras son de las más codiciadas y ansiadas en el mercado del arte nacional e internacional, por lo que se espera con gran expectación la subasta de esta pieza en Gran Vía de Bilbao, que tendrá lugar el 28 de noviembre a partir de las 18:00 horas.

 

[ VER LOTE 436 - ESCULTURA OTEIZA ]

 

 

 

 

 

 

NEWSLETTER

Actualizamos los catálogos de las subastas y las noticias más destacadas cada semana. Si no quieres perderte nada síguenos a través de la newsletter o en las RRSS: